Conceptos Tributarios

  • Gravamen: Se define como una carga fiscal (un impuesto) que puede ser sobre la riqueza, la renta o el gasto de una persona de carácter natural, de una empresa o cualquier institución. La manera de representar el gravamen es a través de una tasa que se aplica a la base impositiva y que supone la cuota tributaria. Esta tasa puede ser fija o variable y se expresa porcentualmente.
  • Base Tributaria: Desde el punto de vista jurídico, la base tributaria representa la capacidad económica de los individuos y las instituciones para llevar a cabo la valoración monetaria del impuesto que estos deben pagar.
  • I.V.A. (Impuesto al Valor Agregado o Añadido): Es un impuesto en el que se graban los productos en un mismo porcentaje y el cual se le cobra al consumidor final. Es por ello que se considera un impuesto indirecto ya que las empresas y todos los que lo facturan no son quienes lo pagan sino aquellos que adquieren los bienes y servicios gravados. Este impuesto además es considerado como regresivo porque se le cobra a todos los agentes por igual sin tener en cuenta su nivel de renta e ingresos luego no contribuye de ninguna manera con la disminución de la desigualdad social y económica.
  • Impuestos Ad Valorem: Es un impuesto en el cual su base gravable es el valor de un bien, servicio o propiedad. Algunos tipos de impuestos Ad Valorem son los impuestos de ventas, tarifas y el I.V.A. Por lo general, este se aplica al momento de una transacción, pero también se puede aplicar al final de un periodo determinado o en situaciones no periódicas como es el caso de las ganancias ocasionales.
  • Impuestos regresivos y progresivos: Los impuestos progresivos son aquellos que generan una redistribución del ingreso, contribuyendo así con la disminución de la desigualdad socio-económica ya que para la realización de su cobro, la base tributaria depende de los ingresos o la renta de cada uno de los individuos u organizándolos en intervalos de ingresos. El ejemplo más claro es el impuesto de renta.Por otro lado, los impuestos regresivos no generan redistribución de la riqueza porque su cobro es igual para todos los agentes de la economía. Un ejemplo de este tipo de impuestos es el impuesto al valor agregado (I.V.A).