Economía de guerra: la Alemania Nazi

En los años siguientes a la primera guerra mundial, Alemania sufrió los costos de haber perdido la guerra. Por una parte, debido al declive de la producción del sector agrícola, el país entró en una crisis alimentaria agravada por un gran endeudamiento de los agricultores. Por otro lado, como consecuencia de la disminución en la productividad y en el número de trabajadores, la industria alemana en la posguerra se redujo a un 39% de lo que era antes. Adicionalmente, debido a las exigencias del tratado de Versalles que responsabilizó a Alemania y sus aliados por la reparación de los daños de la guerra, durante los años 1920-23 Alemania sufrió una hiperinflación lo cual agravó la situación de los trabajadores al disminuir su poder adquisitivo.

Entre1924-27 con la estabilización del marco alemán, la agricultura y la industria comenzarían a reactivarse regresando casi a sus niveles de antes de la guerra. Sin embargo, los efectos de contagio que traería la crisis financiera de 1930-31, en Estados Unidos, frenarían el progreso de ambos sectores. En primer lugar, los precios agrícolas se vieron afectados al caer un 40%, lo cual, junto con la necesidad de liquidez de los bancos y el gran endeudamiento por parte de este sector, produjo una serie de requisas y embargos. En cuanto a la industria, aunque en principio la devaluación del dólar disminuyó su deuda y el pago de intereses, los recortes salariales llevarían a que los paros obreros se hicieran cada vez más comunes causando así una reducción en la productividad laboral.

En este orden de ideas, a la llegada de los Nazis al poder el país se encontraba en pésimas condiciones económicas. El partido nacional-socialista, con el fin de reactivar la economía y eliminar la dependencia de las importaciones, propuso dos maneras de fomentar tanto la industria como el consumo: la ampliación del mercado Alemán y el fortalecimiento de la industria nacional. La ampliación del mercado era, de estos dos objetivos, el de mayor necesidad e importancia para las agrupaciones capitalistas de Alemania (Konzern) puesto que el principal problema de la industria en ese momento era la falta de demanda. Así, para alcanzar este objetivo existían dos alternativas. La primera, consistía en aprovechar las ventajas comparativas del país y convertirse en un exportador de bienes manufacturados. La segunda abogaba por anexar territorios ya fuera diplomáticamente (como Austria) o por medio de la guerra.
La implementación de este segundo medio complementó el fortalecimiento de la industria pues, no sólo fomentó la producción de armas y bienes enlatados, también, el objetivo de mejorar las vías para los vehículos, ayudó al mejoramiento de la infraestructura del país. Además, con el propósito de mejorar la productividad del país y favorecer a quienes tenían el poder económico, el Estado Nazi implementó carteles obligatorios entre los principales Konzern para cada rama de la economía, evitando de este modo la competencia y además, por medio de acuerdos, manteniendo un nivel de precios estable.

A su vez, se crearon oficinas Estatales que se encargaban de determinar los costos de producción de cada empresa por región y reguladoras de precios que con base en estos costos, establecían precios mínimo y máximo de venta. Lo anterior, permitió un aumento en el beneficio de los grandes carteles ya que poseían bajos costos de producción y por tanto un mayor margen de ganancia con respecto a los precios establecidos. En consecuencia, estas políticas favorecieron principalmente a los carteles llevando a una mayor concentración del mercado Alemán.

De esta forma, el acelerado crecimiento de la economía alemana se debió esencialmente al fortalecimiento de la industria por medio del aumento de la demanda interna y del empleo por motivo de la guerra. No obstante, este crecimiento industrial no era sostenible dado que se basaba en el mantenimiento de precios que no iban acorde al mercado y a la producción con mano de obra y materias primas de los territorios anexos.

 

Por Nicolás Camargo: @ncamarmo

_______________________

Referencias Bibliográficas:

• Bettelheim, Charles (1972). “La economía alemana bajo el nazismo”. Madrid (España). Traducción de Ignacio Romero de Solís. Editorial Fundamentos.