Edición de Aniversario, Un año en la Revista Coloquio

Estamos de aniversario! Coloquio.co cumple un año, un tiempo que ha estado lleno de sucesos que han marcado el acontecer del país y que sin duda han despertado diversas opiniones que no se hicieron esperar. Durante los últimos doce meses, los hemos acompañado dándoles a conocer la opinión de los jóvenes acerca de la realidad nacional, y de expertos en los temas que hemos abordado que han apoyado este proyecto. Hoy, quisiéramos celebrar haciendo un recuento de cómo van algunos de los eventos que fueron eje principal de nuestras ediciones.

El proceso de paz fue el tema principal de nuestra primera editorial en la primera edición. Hace un año, algunos se ilusionaban con la noticia del inicio de un nuevo proceso de paz -que en palabras del presidente Santos,  prometía ser diferente a los anteriores por tener una hoja de ruta definida y una duración en función de los resultados logrados- mientras que otros ya dejaban conocer su oposición a la posibilidad de una salida negociada al conflicto. Acerca de este último punto, Juan Fernando Vargas -doctor en economía, investigador de la Universidad del Rosario y experto en economía del conflicto-, en nuestra primera editorial, llamaba la atención acerca de la existencia de ganadores económicos y políticos del conflicto quienes se podrían constituir en uno de los principales obstáculos para erradicar definitivamente el conflicto. Sin duda, dichos detractores aparecieron e incluso nació un partido político (el hoy llamadoUribe Centro Democrático)  fundamentado en dos pilares esenciales, uno de los cuales es no apoyar el proceso de paz, una excelente explicación acerca de por qué es rentable tomar esta posición la encuentran en nuestra primera editorial: “Los retos del nuevo proceso de paz con las FARC”.

Los diálogos de paz han tenido muchos traspiés y opiniones encontradas acerca de varios temas como la justicia transicional, el mecanismo que se debe utilizar para avalar lo acordado, Timochenko amenazando con entregar detalles de las conversaciones, ¿deben ir a la Habana congresistas o no? ¿Deben ir primero las víctimas? Y nunca faltan las cizañas desde distintos extremos del espectro ideológico y desde distintas esferas del poder.

Después de un año y quince rondas de negociaciones, se ha logrado un acuerdo en el primero de los cinco puntos planteados al inicio del proceso[1] y se encuentran negociando el segundo, mientras que el presidente Santos hace consultas con los representantes y senadores de los partidos acerca de si se debe suspender, detener o continuar el proceso de paz. El punto que se encuentra sobre la mesa es tal vez el más álgido en la agenda al tratarse de las garantías para la participación políticade los hoy guerrilleros de las FARC, lo que sin duda, junto con la justicia transicional, está ligado estrechamente a lo que se tendrán que enfrentar una vez pasen a la civilidad. Sin estos dos temas resueltos claramente, la posible suspensión del proceso en la época electoral tendrá más un aire de derrota que de victoria y nuevamente las elecciones girarán en torno a cómo acabar el conflicto con la novedad de que los detractores de siempre se jactarán del error que fue iniciar un proceso de paz.

El tema de nuestra segunda editorial, escrita por Leopoldo Fergusson -doctor en economía, investigador de la Universidad de los Andes y experto en economía política y desarrollo económico-, giró en torno a la reforma tributaria presentada por el actual gobierno. El 21 de diciembre de 2012 el Congreso aprobó dicha reforma, la cual estaba dirigida a atacar dos problemas estructurales de la economía colombiana: la desigualdad y la informalidad; por medio de un sistema tributario más progresivo y la reducción del “sesgo anti-empleo” de la tributación. No obstante, Eduardo Sarmiento, en su columna del 27 de septiembre de este año publicada en El Espectador, afirma que el resultado de la reforma tributaria no ha sido alentador hasta el momento. Los recaudos tributarios de los primeros siete meses del presente año son inferiores a lo previsto por el gobierno, descendieron 0.7% en términos reales en comparación al año anterior; los índices de informalidad no han presentado una variación significativa con respecto a los dos últimos años, y lo mismo ocurre con el número de cotizantes activos de pensiones, hecho que fue anticipado por Juan Carlos Guataquí[2] en un artículo publicado en este medio. En cuanto al empleo, Stefano Farné agrega, que por cuenta de la reforma tributaria no se ha generado empleo. Por su parte, los analistas de la red Justicia Tributaria afirman que el recaudo del impuesto a la renta disminuyó con respecto al año anterior, mientras que el recaudo del impuesto nacional al consumo sobrepasó lo esperado, síntoma de que la reforma en cuestión no es equitativa. Estas afirmaciones son negadas por el gobierno.

Nuestra cuarta y sextaedición[3] giraron en torno a los numerosos tratados de libre comercio (TLCs) de los cuales Colombia hace o pretende ser parte y la verdadera incidencia de estos sobre el Paro Agrario y los reales beneficiarios del proteccionismo. En nuestra cuarto edición hicimos un listado de los acuerdos comerciales vigentes, suscritos y en negociación que tiene Colombia, actualmente ya se encuentra firmado el acuerdo comercial con Panamá, el cual busca ayudar en la lucha contra el contrabando.

En lo que concierne al panorama electoral, tema principal de nuestra quinta edición, el análisis presentado por dos artículos de la misma: El dilema de la izquierda y Panorama político en Colombia, siendo este último la editorial, no está muy alejado de lo que hoy pasa en el país de cara a las elecciones presidenciales y del Senado del próximo año.

El Partido Verde y el Partido Progresista se unieron para formar la Alianza Verde, gesto que algunos han catalogado de meramente oportunista y carente de afinidades ideológicas. Los precandidatos presidenciales de este partido son Enrique Peñalosa y Antonio Navarro, grupo que contará también con la presencia de Jhon Sudarsky quien anunció que se inscribirá como precandidato en busca de defender las ideas originales que inspiraron al Partido Verde que no ve representadas en los actuales precandidatos. Por su parte, Cambio Radical no se unió con el Partido de la U como algunos esperaban y anunció que la lista al Senado la encabezará Carlos Galán quien también es el actual presidente de dicha colectividad.

El ahora Uribe Centro Democrático se reunirá en una convención que tendrá lugar el 24 y 25 de octubre para decidir el mecanismo por medio del cual decidirán si Óscar Iván Zuluaga o Francisco Santos será el candidato presidencial que represente a esta colectividad. El expresidente Uribe decidió encabezar la lista al Senado por este partido y así, junto con el cambio de nombre de esta colectividad tratar de aprovechar su imagen al máximo para jalonar unos cuantos votos.  Dicha lista refleja el orden de lealtades al expresidente e incluye personajes muy polémicos que han despertado todo tipo de opiniones, como el de José Obdulio Gaviria, quien se presume tiene nexos con el narcotráfico, y cuya inclusión frustró la posible coalición entre el partido Conservador y el Uribe Centro Democrático.

Así han evolucionado estos importantes temas para el futuro del país y que han movido la opinión pública. Hoy cumplimos un año y esperamos que sean muchos más dándoles a conocer el análisis y opinión de la juventud colombiana de cara a la realidad nacional.

 

Por Andrea Atencio: @AndreaAtencio
Magister en Economía de la Universidad del Rosario
Asistente de investigación en el Banco Mundial


[1] Los cinco puntos de discusión son: desarrollo rural, garantías para el ejercicio de la participación política, fin mismo del conflicto armado, narcotráfico y derechos de las víctimas.

[2] Doctor en Sociología, investigador de la Universidad del Rosario, experto en economía laboral y actual subdirector del DANE.

[3] La editorial de la sexta edición fue escrita por Daniel Gómez Gaviria quien es doctor en economía, investigador de Fedesarrollo y experto en comercio internacional.