El Bitcoin, la moneda online

El Bitcoin fue concebido en el 2009 como un sistema de pagos que funcionase de forma descentralizada y anónima, este sistema está montado sobre una red P2P, este sistema monetario no depende del respaldo de ningún gobierno del mundo, por el contrario se utiliza un sistema de prueba de trabajo para impedir el doble gasto. El sistema está conformando por “mineros” que se encargan de encontrar los bitcoins, dado que no existe ningún emisor central como si sucede con el papel moneda; de forma que los mineros son cientos de personas a nivel mundial que utilizan sus computadores con software especial para resolver problemas matemáticos que van subiendo en nivel de complejidad a fin de limitar la oferta de bitcoins y a cambio se emiten un cierto número de bloques, cada bloque contiene una determinada cantidad de bitcoins. Esto proporciona una forma inteligente de emitir la moneda y también crea un incentivo para que más personas se unan a la red.

Revista-Coloquio-Bitcoin-moneda-online-img1

La anterior imagen presenta un esquema simplificado del funcionamiento de esta moneda online. En el cual como base del sistema se encuentran los mineros, quienes se encargan de encontrar los bloques de Bitcoins, y al otro lado están los usuarios que adquieren los bloques para realizar sus transacciones; los usuarios cargan sus Bitcoins en aplicaciones llamadas “Wallets” o carteras, cada usuario debe agregar una clave a su cartera para evitar el robo de sus bitcoins; aunque en la red se encuentra gran cantidad de “Bancos bitcoins” que se encargan de almacenar los bitcoins por los usuarios.

La base de todo sistema monetario es la confianza, de forma que una persona está dispuesto a aceptar dinero de cierta denominación o procedencia dependiendo de la fuente, y el respaldo que este tenga, los bitcoins tienen la característica que no tienen posibilidad de ser rastreados dado la estructura criptográfica con la cual fue concebida, y por otro lado no tienen ningún emisor central; pero entonces surge la pregunta incuestionable del ¿por qué de su éxito?, que lleva a cotizar actualmente la moneda a una paridad de más de 900 dólares por cada Bitcoin, cuando en sus inicios no era superior a unos cuantos centavos por cada Bitcoin.

En sus inicios prácticamente ningún establecimiento, ni ningún sitio web recibía como forma de pago bitcoins, de forma que el nicho de mercado que este sistema encontró fueron las transacciones online de la “deepweb”, que como se sabe maneja principalmente actividades que no entran en lo plano de lo legal, si no por el contrario están tipificadas como ilegales por la mayoría de países, ya sea desde la compra y venta de marihuana, cocaína, entre otros, hasta el negocio de armas que se maneja en esta parte de la red. Dadas sus características de anonimato y a la imposibilidad de rastrear las transacciones hechas con estas monedas, simplemente fue perfecta para dicho mercado. Solo fue cuestión de tiempo para que muchos otros servicios online empezaran a recibir bitcoins como forma de pago, ya para negocios legales y nació entonces la confianza requerida en el sistema.

El permitir realizar un pago con esta moneda en una gran cantidad de sitios, lo que hizo fue simplemente aumentar la demanda por bitcoins, y como todo mercado este no está exento de las leyes de la oferta y la demanda, los bitcoins en circulación no pueden exceder la suma de los 21 millones, es decir que tiene una oferta constante y esto unido a una demanda creciente por bitcoins, simplemente hace que se eleve el precio de cada Bitcoin, de tal forma que ha tomado máximos históricos; según oroyfinanzas.com en la madrugada del 28 de noviembre, el precio de Bitcoin alcanzó el precio de 1.242 dólares en la plataforma Mt.Gox, mientras que el oro a la misma hora cotizaba a 1.241,98 dólares la onza. Esto es una subida vertiginosa del precio, pues a inicios de año se pagaba 13 dólares por cada Bitcoin.

Aunque parece ser un mercado prometedor, diferentes gobiernos entre ellos China, Francia, y Suiza han recomendado a sus bancos, ser muy cautos a la hora de realizar inversiones en este sistema, dado la alta volatilidad que experimenta y en parte al continuado robo de Bitcoins que se han orquestado contra los bancos online, que en varias ocasiones simplemente anunciaron un día que no tenían los bitcoins, y ninguna persona respondió a quienes tenían guardados sus bitcoins en bancos online. Dejando de lado esto es una iniciativa bastante revolucionaría, que si fuese re prensada, diseñada de una forma más segura y contase que con el apoyo de gobiernos y la banca privada podría llevar a la generación de un sistema monetario que cambiaría los estándares del papel moneda.

 

Por Andrés Jiménez