El default de Estados Unidos desataría el caos demencial

“Al llegar al default, los mercados financieros alrededor del mundo colapsarían sin precedente alguno, los socios comerciales de la economía estadounidense quedarían sin contraparte comercial, los países emergentes entrarían en recesión y el mundo entero entraría en una hecatombe financiera”

El año fiscal en Estados Unidos comprende del primero de octubre de un año al 30 de septiembre del año inmediatamente posterior, a principios del periodo fiscal se define el presupuesto para financiar las obligaciones del gobierno. Actualmente, la disputa entre demócratas y republicanos ha postergado el nuevo presupuesto, pues no se ha llegado a ningún acuerdo para la financiación del plan de salud del presidente Obama, plan conocido como “obamacare”. Al no tener un presupuesto definido para el año fiscal que ha comenzado, el gobierno se ha visto obligado a tener un cierre parcial de las operaciones y ha mandado a vacaciones temporales a cerca de 800.000 empleados federales sin pago alguno lo que ha generado que los parques nacionales, museos y zoológicos cerraran sus puertas.

Por otro lado, el gobierno de Estados Unidos tiene la capacidad de endeudarse hasta un tope máximo de 16,7 billones de dólares, tope que será alcanzado el próximo 17 de octubre. De alcanzar ese nivel en los próximos días, el tesoro deberá pagar a sus acreedores las facturas pendientes; sin embargo, de no ampliarse ese tope máximo, autorizado por el congreso, Estados Unidosno podrá pagar sus cuentas pendientes y se declararía en cese de pagos o en default financiero. Al llegar al default, los mercados financieros alrededor del mundo colapsarían sin precedente alguno, los socios comerciales de la economía estadounidense quedarían sin contraparte comercial, los países emergentes entrarían en recesión y el mundo entero entraría en una hecatombe financiera. Ahora bien, la probabilidad de este escenario es muy mínima, sin embargo ha generado “ruido” en los diferentes mercados, es por ello que la semana del 13 de octubre al 18 de octubre será decisiva para la economía mundial; de no ampliarse el tope, o techo de la deuda, el caos financiero que se generaría sería mucho peor que la crisis de 2008 y 1929. ¿Aceptará el congreso norteamericano, de no elevar el techo de la deuda, responsabilidad de tan gran magnitud?

 

Por Christian Guevara: @guevaratellez