El sentido de la Navidad

En estos días agitados por los que transita el mundo, parece ser que la globalización se ha apoderado de nuestra identidad en los diferentes aspectos y claramente se ha aprovechado de quienes simplemente van adoptando lo que se nos vende sin lugar a pensar un poco en el trasfondo las cosas.

Pues bien, en mi concepto, ya hace mucho tiempo que los efectos de lo que acabo de mencionar se han ido apoderando de la Navidad y todo lo que representa. La festividad de este día tiene connotaciones de antaño que seguramente todos no conocen y que tampoco les importa, hoy en día el 24/25 de diciembre es simplemente el día de intercambiar regalos, comer natilla, buñuelos y básicamente seguir una serie de protocolos y rituales que, siendo sensatos, son resultado de la mercadotecnia, la globalización y mentes cándidas, principalmente; nada que ver con sus orígenes paganos y posterior adaptación de la la iglesia católica, además del significado para otras culturas.

En fin, el sentido de la navidad tristemente ha sido manipulado por la industria para hacernos “gastar, gastar y gastar” o acaso ¿no se dispone a salir a comprar el regalito que se olvidó?, o ¿no conoce a alguien que esté en esa situación?, o mejor aún por qué no da una miradita a los centros comerciales, le apuesto que en todas las ciudades del país están todos a reventar desde este preciso momento.

No quisiera entrar a polemizar más en el hecho de que ni si quiera sabemos bien que estamos celebrando, debido a que básicamente estamos siguiendo tradiciones más comerciales que otra cosa y por lo tanto que el protagonista principal de esta fecha, últimamente, es Papá Noel y el de reparto Jesús (a propósito, dicen que la imagen de Santa Claus, como lo conocemos, se lo debemos a Coca-Cola). Solamente quiero hacer un llamado a la reflexión.

Sea usted católico, cristiano, evangélico, pagano, ateo, o en general de cualquier creencia o no creencia; hay que reconocer que todo de lo que hemos hablado anteriormente no ha logrado desarticular un hecho muy importante para este día y es la tradición de compartir en familia, incluso pensaría que hasta la ha afianzado. Hoy, por lo menos en nuestro país, es, sin lugar a dudas, el día en el que prácticamente todos los colombianos estamos reunidos en familia.

Entonces, el sentido de la navidad ya no parece darle tanta importancia al ¿qué celebramos? sino al ¿con quién celebramos? y la familia es esa última respuesta; sin embargo, espero que lo mencionado en este artículo pueda servir para reflexionar un poco y responder las dos preguntas, así todo tendrá más sentido.

Feliz Navidad!

Por Fernando Chacón: @FernandoChacon_

 

Fuentes Relacionadas:

La verdadera historia de la Navidad – History Channel (Video) | Coca Cola y Santa Claus (imágenes 1931-1964)