¿Es hora de tener cautela con las acciones de Estados Unidos?

La buena racha en los precios de las acciones de Estados Unidos podría estar cerca de un temporal fin de las valorizaciones en los títulos del S&P 500, que recoge un incremento en precios de 174% desde julio de 2009.

Las razones que llevan a pensar en el fin de esta ‘luna de miel’ de buenos precios se asocia con que a finales de enero, y después de alcanzar nuevos máximos históricos en el Índice S&P 500, se observó una caída de 6.11 % que llevó al mercado a niveles de octubre de 2013.

En este escenario, ¿qué lectura debería hacer el inversionista? No hay que olvidar que gran parte de la recuperación del mercado de valores durante los últimos cinco años se ha construido sobre políticas de estímulos monetarios en los Estados Unidos, razón de peso por lo que un escenario de “terreno bajista” no debería sorprenderlo. En la actualidad, la recuperación económica mundial se ha desacelerado y el crecimiento de los ingresos y las ganancias corporativas, han sido víctimas de estancamientos.

Desde los niveles actuales, una corrección cercana al -10 % implicaría una caída de 184 en el índice S& P 500 a 1.661 puntos. En cuanto al Dow Jones, esto implicaría un descenso de 1,610 puntos a 14.497. Así, un  mercado bajista corresponde a un mercado que cae cerca de un 20 % o más.

La última vez que fuimos testigos de un descenso de esta magnitud fue hace casi tres años, cuando las acciones experimentaron un breve -21 % de caída desde finales de julio hasta principios de octubre de 2011. ¿Cómo sería una caída de similar magnitud  hoy? En el Índice S & P 500, esto implicaría una caída de 369 puntos hasta los 1.477.

Vale la pena recordar que el mayor índice que mide la `temperatura` de las acciones en Estados Unidos, el S&P 500, ha experimentado 26 mercados bajistas  desde 1929. Teniendo en cuenta que la disminución promedio del Índice S&P 500 durante estos mercados a la baja ha sido -30,6 %, vale la pena considerar que tal disminución podría estar a la orden del día.

 

Por Wilson Tovar
Gerente de Investigaciones Económicas
Acciones y Valores S.A.
@wilsontovar26