Jorge Tovar: “el verdadero crack de la Selección Colombia todavía no se ha revelado”

El profesor de la Universidad de los Andes Jorge Tovar, autor del libro Números Redondos,  altamente recomendado para los interesados en el fútbol, le cuenta a Andrés Espítia  sobre el uso de las herramientas de la ciencia económica y la estadística en el análisis de éste deporte, y sus impresiones para el mundial de Brasil 2014.

¿De dónde nace la idea de aplicar técnicas de la economía, la econometría y la estadística al estudio de los deportes y en específico del fútbol?

Eso no es una idea original mía, yo quisiera que fuera, pero es un proceso que lleva bastantes años. En otros deportes se viene trabajando desde hace muchos años, y en el fútbol, también en realidad. Uno de los primeros artículos que empieza a pensar en manejar datos detallados de fútbol y aplicar técnicas estadísticas, más que económicas, es del año 1968. Pero, si es cierto que en los últimos diez años ha habido un boom de interés de académicos de diferentes países del mundo, hablemos de Estados Unidos e Inglaterra sobretodo pero también España, intentando hacer dos cosas: uno, utilizar técnicas estadísticas para poder inferir, encontrar patrones, de pronto no causalidades en sentido estricto pero si correlaciones interesantes. Pero también ha habido un boom de economistas que se han dado cuenta que hay toda esta información y podemos probar diferentes teorías económicas. Personalmente surge del hecho que me encanta el fútbol, siempre me gustaron los números del fútbol desde chiquito y me gusta la economía, empecé a darle a las dos cosas de a poquito y al final terminó saliendo el libro.

¿En qué momento se da cuenta que ambas cosas, el gusto por la economía y el fútbol, se pueden combinar?

Esa pregunta no me la habían hecho [risas]. Yo creo que hace diez o doce años que estaba en el proceso de buscar tesis de doctorado. El tercer año del doctorado es muy difícil para la mayoría, porque es cuando dejamos de tomar clases y pasamos a ser investigadores, pero no sabemos investigar y hay que buscar un tema de tesis y se vuelve muy complicado. Dentro de ese vaivén, en algún momento pensé en meterme al tema del sports economics que en ese entonces estaba naciendo, lo llegué a plantear a mi asesor, no me dijo que era mala idea, pero digamos no era un tema sexy para graduarse con un paper de eso, pero quizás fue la primera vez que pensé en hacer algo serio con datos del deporte.

Quienes toman las decisiones en el juego ¿son abiertos a aceptar las recomendaciones que surgen a partir de los datos?

Mayoritariamente sí. Hace unos meses vimos al “Mono” Burgos, el asistente de Simeone, con unas gafas de Google Glass porque estaba entrenando un programa. De hecho, los equipos tienen sus propios programas. Hace tres días Zubizarreta alardeaba del programa del Barcelona. El que tiene que tomar decisiones, sobre todo en los penales es más fácil, se le explica al portero, pero incluso se sabe que este delantero con la derecha no le pega tanto, este delantero con la izquierda si. Obviamente, es un tema de que yo se que el 70% de las veces Ronaldo sale hacia el lado derecho, pero es la vieja anécdota de Garrincha de que “siempre sale a la derecha” le decía un entrenador cuando vino aquí a jugar a Bogotá, al final del primer tiempo el defensa no le había quitado una, y el entrenador lo regañó, “le dije que siempre hace la misma, sale a la derecha, amaga y sale a la derecha” y el jugador le dijo “si, pero no me dijo cuando”. Los datos van a ayudar mucho, pero no son todo.

¿Es significativa la ausencia de Falcao García en la Selección Colombia sobre el desempeño y resultados del equipo?

Yo hice fue el ejercicio más de si uno debería jugar con Bacca o con Jackson, y me  encontraba que los números de Bacca son superiores[1]. Futbolísticamente hablando, Colombia no tiene un jugador como Falcao en términos de reconocimiento mundial, pero con Falcao no íbamos a hacer campeones del mundo, y sin Falcao podemos pasar a segunda ronda. Yo creo que Falcao, siendo un jugador superior, no marca particularmente la diferencia entre que lleguemos o no a cuartos. Yo creo que si llegamos a cuartos sin Falcao con él hubiéramos llegado, y que si no llegamos a cuartos sin Falcao posiblemente con él tampoco. Porque siendo él goleador, su presencia no es tan diferencial como por ejemplo fue la del Pibe en los años noventa. Además, yo creo que el verdadero crack de la Selección Colombia todavía no se ha revelado y el que realmente va a hacer historia es James Rodríguez, ese pelao juega mucho [risas].

¿Qué sistema de juego cree que premiará el mundial?

Creo que España, sobretodo como jugó la Eurocopa, ya no va a jugar, es decir, sin delantero. Es curioso, los grandes suramericanos que son Brasil, Argentina y si quiere Uruguay no juegan como suramericanos. A Brasil se lo tiraron, eso lo cuento ahí en el libro, en el año 82, y todavía sigue así. El medio campo que Brasil lleva a este mundial es el más triste de su historia, uno acostumbraba a que Brasil tenía tipos como Zico, como Pelé, como Rivaldo, Ronaldihno y ahora un montón de tipos que se conocen porque son brasileños y por allá juegan en algún equipo, pero son tristes técnicamente. Por el otro lado, Alemania e Italia han intentado coger un poco el paso de España, que es el que iba “tecnológicamente” más avanzado, pero aún queriendo la posesión del balón y tratándolo relativamente bien, el sistema va a tener su delantero y puede ser algo normal un 4-4-2, una cosa más tradicional. Yo no creo que hayan grandes innovaciones.

¿Se atrevería a dar un pronóstico de los resultados del mundial?

Yo no hago “pollas” ya porque soy malo porque no logro separar los sentimientos. Uno puede hacer una regresión como la de Goldman Sachs, mucha gente la ha hecho, no es muy complicado hacerla. Yo no quise hacerlo porque por ejemplo lo de Goldman Sachs no lo creo, está bien hecho, la econometría está muy bien hecha. En algún momento pensé hacerla más como la que plantean en Soccernomics, las predicciones entre comillas vienen por el PIB per capita y por el tamaño del país y la experiencia de la selección. Pero al final no hice nada de eso. ¿Quien creo que va a estar arriba en el mundial? Yo creo que Alemania, España y Argentina. Yo siempre fui hincha de Brasil, mi generación era hincha de Brasil, pero por lo que cuento en el libro de ese partido con Italia, yo prefiero que Brasil no gane, además no creo que tenga fútbol para ganar, lo único que tiene es la localía, pero ya en cuartos de final eso no sirve, si Brasil no gana no le van a pitar dos penales a un metro fuera del área. Este muchacho Neymar es bueno pero no se si esté listo para liderar a una selección y de local. En cambio, yo creo que de pronto otra vez Uruguay puede hacer un buen papel. Uno aspira que Colombia esté ahí a ver que pasa, no creo que llegue a semifinal, le toca un camino muy difícil. Yo creo que la única manera que ganemos el mundial en América Latina es por la vía de Argentina.

Jorge Tovar: @JorgeATovar@GolyFutbol