Laos: la aceptación y el paisaje sep15

Etiquetas

Artículos Relacionados

Compartir

Laos: la aceptación y el paisaje

Laos es famoso por sus templos budistas y por la tranquilidad de sus ciudades. Es el país menos poblado del sudeste asiático y sus habitantes poseen un carácter pacífico y sencillo. Es la hermana pequeña de Tailandia, de parajes naturales, monumentos antiguos, pueblos rurales donde apenas llega la electricidad y ciudades pequeñas donde se respira calma y tranquilidad y el tiempo parece transcurrir lentamente. De lo anterior surge la siguiente pregunta: ¿Cuáles son las razones para que el país de Laos sea tan tranquilo, sin conflictos interiores, ni guerrilla, ni bandas delincuenciales?

Esta pregunta podría contestarse diciendo que tanto la geografía física de Laos como el budismo, son las razones por las cuales en Laos se respira tranquilidad.

Laos se divide en una sección norte con cadenas montañosas, y una sección sur más espaciada. El río Mekong penetra en el noroeste desde Tailandia, fluye hacia el sur a lo largo de la frontera con ese país y entra en Camboya por el suroeste. Los afluentes del Mekong en Laos llegan desde las montañas y corren a lo largo de profundos valles, en donde las tierras son aptas para la agricultura. Como los recursos naturales no se han explotado debidamente, y como por otra parte la industria y el comercio son muy rudimentarios, la gran mayoría de la población se dedica a la agricultura de subsistencia y tal circunstancia creó un modo de vida que moldeó la personalidad de sus habitantes, haciéndolos conservadores, rutinarios, apegados a la herencia, y con una gran religiosidad.

El hecho de no tener salida al mar ha permitido que el país no haya sido contaminado con el turismo sexual, ni con el tráfico de drogas y por ende que tampoco existan bandas de delincuentes compitiendo por el mercado. Este hecho tampoco hace apetecible al país como parte de una estrategia militar, lo que ha impedido el desarrollo de la violencia armada.

Además el budismo Theravada ha hecho que el habitante de Laos acepte las cosas como son sin pretensión de cambiarlas, que posea una gran paciencia la cual es el producto de su creencia en la reencarnación, y que no se inmiscuya en el estilo de vida que han escogido los demás.

Retomemos los argumentos: según Vidal de la Blache, existe una relación de gran importancia entre el hombre y el medio geográfico en el que vive. El hombre, en asociación con todos los factores físicos y biológicos, crea modos o géneros de vida, que se distinguen unos de otros por sus prácticas productivas y por su diferente grado de desarrollo y civilización. “El hombre en sociedad es un actor geográfico activo y pasivo en la creación de los lugares, cuyo elemento diferenciador es el paisaje. La historia de un pueblo es inseparable del medio en que habita.” (Vidal de la blanche, 1977)

Es evidente la relación del hombre con el medio. Es por esto que resultan especialmente interesantes las diferentes formas en que las asociaciones humanas se adaptan y evolucionan en relación con su medio, dando origen a “modos de vida”, que no están totalmente libres del ambiente geográfico donde se desarrollan. La gran mayoría de la población en Laos se dedica a la tranquila agricultura de subsistencia. En 1998 la población de Laos era de 5.261.000, y la población urbana era el 23% del total. Laos es una de las ciudades menos urbanizadas del sudeste asiático.

El hecho de que la mayoría de los habitantes de Laos se dedique a la agricultura de subsistencia, influye en su personalidad de tal manera, que pueden señalarse características que les son comunes, entre otras, su personalidad conservadora, rutinaria y apegada a lo heredado; la religiosidad tradicional y su escasa formación cultural.

Entre las características culturales se pueden señalar:
“la importancia de lo práctico sobre lo cómodo o artístico, los hábitos frugales, los modales no refinados, rígidos moldes morales, recelo y prevención en las relaciones extrañas a su comunidad, etc. La sociedad rural se halla más integrada socialmente que la urbana, en el sentido de que hay una mayor uniformidad en las normas sociales y valores culturales.”(Vidart, 1960)
Con muy poca manufactura e industria y sin mar, el turismo aún no ha invadido el país. Es mucho menos conocido que sus vecinos Vietnam, Thailandia o Camboya. La razón es que para fomentar el turismo se requiere de diversas áreas productivas como la agricultura, la construcción, el transporte, la producción de bienes y servicios, y Laos es un país con una infraestructura primitiva, que no tiene ferrocarriles, posee un rudimentario sistema de caminos y limitadas telecomunicaciones externas e internas. Incluso la electricidad no está disponible en muchas áreas rurales.

El budismo es el otro factor que hace del Laos una ciudad pacífica. La etnia Lao y algunos grupos Tai practican el Budismo Theravada. Es la escuela más antigua del budismo, relativamente conservadora y la más cercana al budismo temprano, por lo cual se podría considerar dentro de la ortodoxia. A pesar del proceso mundial de globalización, la mayor parte de la cultura de Laos está aún profundamente influenciada por las actitudes, el comportamiento y el pensamiento budistas.

La aceptación es la manera como ven el mundo los Laos. “Las cosas son como son y como deberían ser.” Entonces, ¿Por qué intentar cambiarlas? No es necesaria la discusión o la confrontación. Esta convicción viene de la creencia budista en la reencarnación. Los eventos buenos o malos, generalmente están relacionados con una encarnación previa y por lo tanto son aceptados sin emoción. El Lao cree que su mundo está en constante flujo de una encarnación a la siguiente. Por esto son tan pacientes. Si las cosas no van bien en el tiempo presente, quizás estarán mejor después o en la próxima reencarnación.

Algunas expresiones capturan la esencia de la cultura budista. Una expresión que es usual es “bo penh nyang and thammadha”. Algo así como nuestra expresión de “no hay problema”. Otra creencia budista es considerar que cada individuo es responsable por sus propias acciones, lo que explica que el Lao permita a cada cual seguir su destino sin oponer interferencia alguna.

En conclusión, las características geográficas de Laos que han determinado que la mayor parte de su población sea rural, el hecho de que Laos carezca de salida al mar y la religión budista Theravada, hacen de Laos un verdadero paraíso.

 

Por Martín Díaz: martin93433@hotmail.com

 

Trabajos citados

Ireson, C. (1996). Field, Forest, and Family: Women´s Work and Power in Rural Laos . Colorado , Estados Unidos : Westview Press.
Vidal de la blanche, P. (1977). Geografía, Ciencia Humana . Buenos Aires , Argentina : Centro Editor de America Latina, S.A.
Vidart, D. (1960). Sociología Rural . Barcelona, España : Salvat