Mariano Ospina Pérez

Luis Mariano OspinaRevista Coloquio Mariano Ospina Perez Pérez nació en Medellín, Colombia el 24 de noviembre de 1891. Fue un ingeniero, político, Presidente de la República (1946-1950) y fundador del diario económico La República, por lo cual queremos hacerle honor, dado que el primer medio de comunicación de caracter económico del país.

Como el segundo de los 10 hijos del ingeniero Tulio Ospina Vásquez y Ana Rosa Clara Pérez Puerta, perteneció a una familia muy importante en la política nacional, en la que hubo otros dos presidentes de Colombia: su abuelo paterno Mariano Ospina Rodríguez y su tío Pedro Nel Ospina Vásquez.

Estudió en el Colegio San Ignacio de Loyola, en Medellín y, más tarde, en la Escuela de Minas de Antioquia, donde se graduó como ingeniero de minas en 1914. El 26 de julio de 1926, contrajo matrimonio en Medellín con Bertha Hernández quien fue escritora, política y además una de las primeras mujeres en llegar al Senado de la República. Tuvieron cinco hijos: Mariano, Rodrigo, Fernando, Gonzalo y María.

Inició contactos con dirigentes del Partido Conservador y postuló al Concejo de Medellín, del que hizo parte entre 1915 y 1917. En ese año fue elegido diputado de Antioquia y dos años después fue designado Superintendente del Ferrocarril de ese departamento. En 1921 regresó a la Asamblea de Antioquia y tras la muerte de su padre ese mismo año, lo sucedió como rector de la Escuela de Minas.
En 1922, año en que su tío Pedro Nel Ospina fue elegido presidente de Colombia, Ospina Pérez dio el salto a la política nacional como senador. Si bien no se destacaba como gran orador, sus conocimientos de la economía y la producción nacional le valieron el respeto entre sus colegas. Luego de un cuatrienio como senador, Ospina fue designado ministro de Obras Públicas por el presidente Miguel Abadía Méndez.

Entre 1930 y 1934, ocupó la gerencia de la Federación Nacional de Cafeteros y desde ese entonces se convirtió en el “Hombre de los Cafeteros” en Colombia, actividad a la que se ocupó por casi una década.

Pese a que venía siendo opacado dentro de su partido por el liderazgo de Laureano Gómez, su nombre fue sugerido para las elecciones de 1946 con el fin de aprovechar la división del Partido Liberal (entre Gabriel Turbay y Jorge Eliécer Gaitán). Así, faltando tres semanas para los comicios, fue proclamado candidato presidencial por el Partido Conservador y derrotó a sus rivales liberales.
Entre sus obras de gobierno vale mencionar la creación de la Flota Mercante Grancolombiana, del Instituto de Seguros Sociales y de la empresa Telecom, en 1947. Durante su mandato se recrudeció la llamada época de la violencia en Colombia entre liberales y conservadores y el 9 de abril de 1948 se produjo el asesinato de Gaitán. Ospina fue objeto de duras críticas por parte del liberalismo, cuya representación parlamentaria intentó adelantarle un juicio político en el Congreso. Al enterarse, Ospina decidió cerrar el Congreso y tomó medidas autoritarias que inauguraron una década de dictadura civil y militar.

Falleció a los 84 años el 14 de Abril de 1976 en la ciudad de Bogotá.