No hay que ser rico para invertir en Bolsa

“Los fondos mutuos en el mundo son el 38% del PIB mundial; 1,6 veces el PIB de Estados Unidos y 68 veces el PIB de Colombia” Según International Investment Funds Asociation.

Comprar acciones a través de una agencia de corretaje tiende a ser un negocio de antaño que no perdurará en el tiempo. La tendencia hoy se enfoca en estrategias de inversión a través de fondos mutuos. ¿Pero qué son los fondos mutuos y cómo se invierten en ellos?

Un fondo mutuo es la suma de aportes en dinero entregados por personas naturales o jurídicas a una sociedad administradora para que invierta en ciertos tipos de instrumentos financieros con el fin de obtener una rentabilidad que luego es repartida entre aquellos que hicieron el aporte. Los mayores inversionistas en fondos de inversión alrededor del mundo son Estados Unidos, Luxemburgo y Brasil. Si nos enfocamos en el número de fondos que existen en Latinoamérica, encontramos que según la federación iberoamericana de Fondos de Inversión, Colombia es uno de los países emergentes que menos fondos mutuos posee. Brasil lidera el ranking con 13.114 fondos de inversión en diferentes tipos de activos, Chile posee 2.304 fondos de inversión, México 566 y Colombia 260 fondos de inversión, ubicándose levemente por encima de Bolivia.

Pero ¿por qué la tendencia es a invertir en ellos y dejar de lado el negocio de agencias de corretaje? La respuesta es simple. Desde mediados del año 2002, las tendencias globales revelan que tanto personas naturales y jurídicas han dejado de invertir directamente en acciones a través de los conocidos corredores de bolsa y han llevado sus inversiones a los diferentes tipos de fondos que se están posicionando en el mundo. La razón principal, eficiencia en costos y en rentabilidad.

Un inversionista que desea comprar una acción de Ecopetrol en cualquier comisionista tendrá que invertir monto mínimo de 10 millones para poder realizar operaciones significativas. Esos diez millones de pesos tendrán un costo del 1% por compra, es decir $100.000 por la intermediación directa más el IVA del 16% de esa comisión que equivaldrían a $16.000, llegando a un total de $116.000 por la operación de compra, y si tenemos en cuenta que cada operación de compra debe tener una operación de venta a la hora de realizar efectiva la ganancia o asumir la pérdida, entonces se cobrarían dos veces en promedio los $116.000, lo que se define en que la inversión tienen en promedio un costo de $232.000 sin importar si la inversión arrojó ganancias o pérdidas. Por su parte, los fondos de inversión tienen costos menores.

Hay fondos que replican el comportamiento de la acción de Ecopetrol y que generan un costo entre el 1% y 3% al cabo de un año, lo que se resume en que son menores los costos para entrar como inversionista a una empresa y que no importa el monto de entrada porque por mínimo que sea, el aporte llegará a formar parte de más aportes que le entregan al fondo más capital y la ganancia será equivalente al monto invertido sin obligación de ser capitales de diez millones de pesos. Existen fondos en diferentes comisionistas en las que se pueden invertir en diferentes canastas de acciones a partir de $50.000. Es por ello que el paradigma que supone que para invertir en acciones se debe ser rico cada vez más falso es, la tendencia es a la eficiencia y la inversión en fondos mutuos que repliquen cualquier tipo de activo, con menores costos y menores montos.

 

Por Christian Guevara: @guevaratellez