Panorama Político en Colombia

Los comicios para elegir presidente en Colombia tendrán lugar el 25 de mayo de 2014 y a pesar de que la campaña presidencial en el país debería iniciarse cuatro meses antes del día de la votación, es decir, el 25 de enero de 2014 según lo dispone la Ley 996 de 2005, las campañas presidenciales ya iniciaron, mostrando el abanico de honorables candidatos que participarán en la contienda, a diferencia de lo que ocurrió en anteriores elecciones presidenciales: en el año 2002, el proselitismo arrancó seis meses antes, en el 2006 a finales de enero de ese año, y para las elecciones del 2010 las campañas se iniciaron en febrero del mismo año.

El expresidente Álvaro Uribe Vélez, en esta ocasión, inició la campaña presidencial con el encuentro que promovió en Santa Marta a comienzos de este año, en el que planteó las bases de su nuevo movimiento político, el Puro Centro Democrático con el que pretende acceder a la Presidencia de la República, o en su defecto, al Congreso, con el ánimo de convertirse en el principal opositor del Gobierno. Bajo la consigna “Ni de izquierda ni de derecha, sino todo lo contrario; de Centro Democrático”, el expresidente informó que el próximo 30 de julio se definirá la lista de precandidatos con miras al próximo proceso electoral, convirtiéndose en el principal opositor de quien fuera su heredero, el actual Presidente, Juan Manuel Santos.

En dicha reunión se realizó públicamente lo que el expresidente ha hecho a través de su twitter todo el tiempo: criticar a Santos. Se le acusa de negociar con las FARC, de debilitar la moral de las Fuerzas Armadas, del deterioro de la seguridad, del aumento de impuestos.El nuevo partido rechaza las negociaciones de paz en La Habana, las que, entre otras cosas, últimamente no van por muy buen camino que digamos, y le exige al Presidente Santos que no acepte el fallo de La Haya sobre la delimitación marítima del archipiélago de San Andrés. Cuenta como apoyo, con figuras de gran importancia como Marta Lucía Ramírez, Carlos Holmes Trujillo, Plinio Apuleyo Mendoza, Héctor Fabio Velasco, Harold Bedoya, Jorge Enrique Mora Rangel y Jossé Félix Lafaurie, presidente de los ganaderos.

Como Uribe no puede ser candidato presidencial en 2014, se encuentra muy atareado buscando quien podría representar sus intereses. Fernando Londoño, gran amigo, se encuentra inhabilitado por 12 años para ser candidato a la presidencia, gracias a dos sanciones de la Procuraduría. Pero podría optar por la candidatura del exministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga o la del ex vicepresidente Francisco Santos, y por qué no, contar con la candidatura de la exministra Marta Lucía Ramírez. Por lo pronto Zuluaga parece ser la mejor opción y ha admitido abiertamente sus aspiraciones en una entrevista con el diario El Tiempo.

El Presidente Juan Manuel Santos por su parte, ha utilizado sin duda alguna el proceso de paz para sus fines electorales. Su hermano Enrique Santos ha declarado que la paz en Colombia depende casi exclusivamente de la reelección del actual mandatario en 2014. En una entrevista para El Tiempo, la presidenta del Polo Democrático Alternativo Clara López Obregón señalaba que “llegó el momento de considerar la incorporación de una mediación dirigida a facilitar la búsqueda de fórmulas de arreglo” porque “Se trata de un mecanismo ampliamente probado que ha contribuido al éxito de un gran número de conflictos armados en el mundo entero”. Un tercero “le brindaría a la sociedad colombiana la garantía de contar con una información veraz, ajena a la manipulación política, en un tema tan crucial para el futuro del país que se ha convertido en la base de la confrontación política en el seno de la coalición gobernante, pero que suscita un amplio apoyo ciudadano”[1]. En términos claros, Clara López señala que Juan Manuel Santos está participando en política y que hay una manipulación electoral con los diálogos de paz en La Habana.

El mismo Juan Manuel Santos ha señalado, aunque no de manera directa, que buscará la reelección. Ha dicho que quiere que las políticas promovidas durante su actual mandato continúen más allá del 7 de agosto del año 2014, fecha en la que se posesionará el próximo presidente de Colombia. Curiosamente las FARC insistieron en que Santos tiene derecho a aspirar a la reelección y en que el compromiso de la guerrilla es con el proceso y no tiene nada que ver con las cuestiones electorales, por ahora.

Es decir, el tema que liderará la campaña presidencial no es otro que el del proceso de paz. El Uribismo señalando sus falencias, la consecuente impunidad que arrastra la negociación y las consecuencias de la futura participación de las FARC en política; y los partidarios de Santos justificando su permanencia en el poder para lograr la feliz conclusión del proceso de paz.

¿Y los candidatos ajenos a Uribe y a Santos? No muy fortalecidos. La candidata del Polo Democrático, Clara López, ya inició giras por varias ciudades del país para buscar el apoyo de sectores sindicales y sociales. El Progresismo, movimiento político creado por el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, ya inició también la campaña buscando un candidato.

El partido de la U le propuso a Cambio Radical conformarse como un solo partido para las elecciones de Congreso y de Presidente de la República. Esta propuesta fue anunciada por el presidente del Senado, Roy Barreras, directivo de la U, quien aseguró que tenían un gran interés en esta fusión, para unirse en la defensa de Juan Manuel Santos.

Por el lado conservador aún no eligen candidato a las presidenciales, pero ya se barajan algunos nombres. Está el de la exministra Marta Lucía Ramírez, aunque se sabe que nunca sería opositora de Uribe; el del exministro de Hacienda Juan Carlos Echeverry y el del presidente del BID, Luis Alberto Moreno. Se prevé que dentro del marco de un congreso nacional se definirá si el partido se presentará con candidato propio o si éste será el producto de una alianza política.

En cuanto a los independientes, de los que hacen parte el gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro y el exalcalde de la misma ciudad, Antanas Mockus, todo parece indicar que postergarían sus aspiraciones presidenciales para el 2018.

De lo expuesto resultan claros dos asuntos: el inicio prematuro de las campañas presidenciales, y que la decisión saldrá del Uribismo versus el Santismo, ya que no hay posibilidad viable de otras alternativas políticas para el 2014. Aunque parece inaudito, el tema electoral girará alrededor del tema de las FARC, ya que unos y otros manipulan los diálogos de paz para atraer a su electorado.

 Por Martín Díaz: martin93433@hotmail.com