Luis Carlos Galán Sarmiento

Revista-Coloquio Luis_Carlos_GalanFue un abogado, político liberal, fundador del movimiento Nuevo Liberalismo y candidato a la presidencia de Colombia. Nació en Bucaramanga, Santander el 29 de Septiembre de 1943. Es ampliamente reconocido en la actualidad y en la historia de la sociedad y política colombiana por haber sido uno de los últimos caudillos colombianos y la principal víctima de la violencia propiciada por el Cartel de Medellín en la década de 1980, en donde se presentó el mayor índice de criminalidad y auge económico de los grandes narcotraficantes de este país.

Estudió derecho en la Pontificia Universidad Javeriana en donde se conoce con el ex presidente Eduardo Santos Montejo, quien lo contrata para que dirija la sección de política del diario El Tiempo, del cual era director. Allí, Galán comienza a tener contacto directo con la política nacional y por ende se relaciona con los líderes del momento. Su primer cargo público lo consigue a través del entonces presidente Carlos Lleras Restrepo, quien lo nombra miembro de la delegación colombiana a la Conferencia Mundial de Comercio y Desarrollo en Nueva Delhi en 1969. En 1970, el presidente entrante Misael Pastrana Borrero lo nombra Ministro de Educación, convirtiéndose en el ministro más joven de la historia de Colombia. Este cargo lo ejerció hasta 1972 cuando fue nombrado embajador ante Italia, cargo que desempeñó hasta 1976.

Mientras apoya la reelección del ex presidente Lleras, Luis Carlos Galán comienza su carrera política como concejal del municipio de Oiba en Santander. En 1978 llega al congreso por el mismo departamento, en donde a través de su movimiento Nuevo Liberalismo se prepara para llegar a la presidencia de la República. Es así como participa de las elecciones de 1982 quedando en el tercer lugar, detrás del presidente electo Belisario Betancur y el ex presidente Alfonso López Michelsen. Sin embargo, sus resultados electorales constituyen un éxito para su futuro político y el de su movimiento, el cual se posiciona como un partido independiente.

Su principal influencia a nivel nacional corresponde a la segunda mitad de los años 80 ya que se perfila sin lugar a dudas como el futuro presidente de Colombia, dada su afinidad con el pueblo, sus propuestas y su ideología enfocada en la recuperación de las instituciones, la lucha contra la corrupción y el narcotráfico y un modelo de desarrollo económico sostenible del país. Infortunadamente, las fuerzas criminales, en especial el narcotráfico, se concentran en eliminar a Galán del panorama político, dada la amenaza que representaba para su negocio de las drogas. Por lo tanto, se da en Colombia una guerra abierta entre Galán y el Cartel de Medellín, el primero sacando a la luz pública la magnitud de la gravedad de los actos criminales de sus enemigos y los segundos, amenazando constantemente contra la vida del candidato y de toda la sociedad civil y política, con el fin de amedrentar al Estado y evitar su judicialización y el fin de sus actividades ilícitas.

La conspiración en contra de Galán se da cuando Pablo Escobar logra entrar al congreso de manera corrupta y se asocia con otros congresistas enemigos de Galán como los liberales Alberto Santofimio Botero y Jairo Ortega, quienes planean sacar del panorama político al Nuevo Liberalismo. Su fin no logra tener éxito ya que nunca se lograron comprobar las acusaciones en contra de Galán, agudizando el enfrentamiento entre las partes.

Esta situación lleva a Escobar y sus aliados a dar “la estocada final”. En compañía de otros miembros del cartel como Gonzalo Rodríguez Gacha alias “El Mexicano”, diseñan un plan para asesinar al candidato liberal durante un discurso político en el municipio de Soacha, territorio del Mexicano. El 18 de Agosto de 1989, Luis Carlos Galán es asesinado en las circunstancias previamente mencionadas. Este hecho fue considerado como un magnicidio ya que se trató de la muerte de la esperanza del país durante aquella época. A pesar de los esfuerzos legales y políticos para hacer justicia por tan lamentable acto, solamente hasta el año 2011 se esclarece de manera definitiva este crimen, teniendo como principal implicado y único condenando a Santofimio – quien recibe 24 años de prisión – ya que Pablo Escobar fue dado de baja en 1993 y Jairo Ortega no hizo parte de la investigación.