Principio de No Injerencia

El Principio de No Injerencia es la doctrina en política exterior que indica la obligación de los Estados de abstenerse de intervenir sea directa o indirectamente, en los asuntos internos de otro Estado con la intención de afectar su voluntad y obtener su subordinación. Se deriva de un principio del Derecho Internacional Público denominado como principio de no intervención que establece la independencia de las naciones y el derecho de autodeterminación de los pueblos. El no intervencionismo es una política que afecta únicamente a los gobiernos, por lo que no excluye la intervención por parte de organizaciones no gubernamentales ó ONGs. La existencia del principio de no intervención en el deber jurídico de los Estados está respaldada por una práctica sustancialmente importante y bastante arraigada; el principio en sí puede presentarse como un corolario del principio de la igualdad soberana de los Estados. Basándose en la práctica generalmente más aceptada por los Estados, la Corte Internacional subraya que el principio de no intervención prohíbe a todo Estado o grupo de Estados, intervenir directa o indirectamente en los asuntos internos o externos de un tercer Estado.

Ejemplos históricos de los partidarios del no intervencionismo son los presidentes de EE.UU. George Washington y Thomas Jefferson, quienes favorecieron la no intervención en las guerras europeas, manteniendo el libre comercio. Un ejemplo más reciente se encuentra en la Doctrina Monroe, desarrollada en 1823 por el Presidente James Monroe de los Estados Unidos bajo el lema de «América para los americanos» que tuvo como función establecer que las potencias europeas no tenían derecho a intervenir en ninguna parte del continente. Paradójicamente, la Doctrina Monroe fue considerablemente dirigida a detener la intervención de las potencias imperiales europeas sobre las recién independizadas colonias, pero abrió también camino a la intervención neocolonial de los Estados Unidos en el continente americano.

Estos ejemplos quizá muestren el carácter interesado con el que se puede aplicar la no injerencia en asuntos de otros estados ya que el fin verdadero no es permitir que las situaciones ajenas sigan su curso sino obtener beneficios por la vía de la diplomacia. Cabe agregar que este principio no influye para nada en las relaciones comerciales y económicas entre países, sólo pretende mantener la soberanía.

_____________________

Referencias:
es.wikipedia.org/wiki/Principio_de_no_intervención
www.juridicas.unam.mx/publica/rev/boletin/cont/76/art/art3.htm