Régimen Internacional del Cambio Climático may04

Etiquetas

Artículos Relacionados

Compartir

Régimen Internacional del Cambio Climático

Desde antes de la consolidación del Estado moderno en 1648, el mundo ha vivido guerras. Estas guerras solían ser entre pueblos, y su principal objetivo era la toma de territorio. El que tuviera más territorio, tenía la hegemonía, era la potencia.

En el futuro cercano las guerras serán debido a los cambios del medio ambiente. Por ejemplo, la apropiación de los recursos como el agua y los bosques. Es en este contexto que América Latina tendrá una mayor importancia de la que ya ha estado teniendo últimamente.

Se quiere evitar que las guerras sean entre Estados que buscan la apropiación de fuentes hídricas y de otros recursos esenciales para la vida humana, o que los conflictos surjan por la privatización de recursos, pues estos problemas causarían que la humanidad no pueda sobrevivir. Aunque el verdadero problema no es que el planeta vaya a explotar o que  diferentes catástrofes naturales acaben con la vida humana.  La pregunta es si las personas se pueden adaptar a este nuevo mundo natural cambiante.

No es una pregunta difícil de resolver,  obviamente los seres humanos nos podemos adaptar, lo hemos venido haciendo desde el principio de los tiempos. Actualmente se tienen mecanismos que pueden ayudar a evitar los problemas mencionados anteriormente, además de esto, las instituciones existentes podrían crear planes de acción y leyes que sean verdaderamente efectivas para evitar un futuro lleno de guerras por recursos.

El Régimen Internacional del Cambio Climático es el encargado de garantizar que se trabaje con eficiencia y de esta manera encontrar la protección al medio ambiente.

Un régimen es un “Conjunto de principios explícitos o implícitos, normas, reglas y procedimientos de toma de decisión alrededor del cual las expectativas de los actores convergen en un tema-área determinada de decisión” ( Krasner, 1983).

Dentro de los regímenes internacionales convergen principios, normas, tratados, organizaciones internacionales y varios actores internacionales.

Así entonces, el Régimen de Cambio Climático corresponde a una serie de protocolos y conferencias que persiguen el propósito común de los miembros de preservar el medio ambiente y reducir el daño unilateral al mismo.

En 1979 se realiza en Ginebra la primera Conferencia Mundial sobre el Clima, organizada por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) donde se convocó “a los gobiernos del mundo a controlar y prever cambios potenciales en el clima, provocados por el ser humano, que pudieran resultar adversos para el bienestar de la humanidad” (Oficina Catalana del Canvi Climatic). En 1988 se conforma el Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC). En 1992 El Comité Intergubernamental de Negociación (CIN) adopta el texto de la Convención del Clima.

En la Cumbre de la Tierra celebrada en Río, la Convención Marco sobre el Cambio Climático (CMNUCC) queda lista para la firma junto con el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CNUDB) y la Convención de Lucha contra la Desertificación (CNULD).” (ONU, Historia de la CMNUCC). En 1994 se produce la entrada en vigencia de la CMNUCC. En 1997 se acoge el Protocolo de Kioto. En 2005 entra en vigencia el Protocolo de Kioto y se celebra en Montreal la primera reunión de las partes.

Gracias a la evolución de este régimen, se pueden destacar varios elementos importantes que lo constituyen tales como la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (1992), el Protocolo de Kioto (1997), el grupo de RIO+20 (2012).

Como se puede ver, existen varios mecanismos para tratar la problemática del cambio climático. La Cumbre del Clima en Doha es de gran importancia para todos los Estados porque se logró un acuerdo para cumplir lo propuesto en el protocolo de Kioto hasta el año 2020.

En este segundo periodo de compromisos del protocolo de Kioto no firmaron países de vital importancia como por ejemplo Estados Unidos, Japón y Canadá, que al tener las mayores emisiones pueden ayudar a superar los efectos negativos en el mundo.

Al parecer el protocolo de Kioto II tiene varias dificultades las cuales van a impedir la reducción de los efectos del calentamiento global. Hace falta que muchos Estados emisores se vinculen, ya que no siguen  la trayectoria de reducción de emisiones que recomiendan los científicos de diferentes organizaciones que tienen alianza con Naciones Unidas, como por ejemplo el Sistema Mundial de Observación del Clima, Comisión de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, entre otras, ni compromisos de reducción de emisiones adecuados. Tampoco se incluyen compromisos de financiación de proyectos concretos en pro del medio ambiente a mediano plazo, ni las vías por las que se van a alcanzar las cantidades de emisiones pactadas en la cumbre de Copenhague.

Un problema es que si uno de los tratados más importantes de este régimen falla, se evidenciaría que el régimen no está funcionando y esto haría que los Estados pudiesen hacer lo que quisieran sin ser verdaderamente penalizados y con esto, las causas y  los efectos del cambio climático no se estarían solucionando.

Así que los mecanismos y los espacios para trabajar esta problemática existen. Es deber de los Estados dejar sus intereses y diferencias y así evitar futuras guerras por los recursos.

______________________
Bibliografía: Krasner, S. D. (1983). International Regimes. Ithaca
Foto Cortesía de http://beta.udep.edu.pe/hoy/