Trading algorítmico, un nuevo escenario

El trading algorítmico ha sido una tendencia que cada vez toma mayor fuerza en los mercados financieros, por lo tanto la inclusión de las máquinas en el ejercicio del trading es hoy en día una práctica ampliamente utilizada por los grandes operadores del mercado.

Básicamente, se puede definir el concepto de trading algorítmico como la implementación de máquinas programadas mediante algoritmos para ejecutar operaciones de compra o venta de activos sin intervención humana, es decir, volver automática la actividad de trading.

Un algoritmo es una serie finita de instrucciones o reglas ordenas cuyo objetivo es resolver un problema.  De esta forma, se pretende programar un mecanismo automático para la toma de decisiones de la manera más óptima posible basado exclusivamente en los datos.

Este tipo de sistemas automáticos se han venido desarrollando de la mano de los avances en la tecnología informática y han tomado gran importancia en las tres últimas décadas a medida que los computadores han conseguido mayores avances en su capacidad de procesamiento. Por otro lado, “a partir del año 2000, un fuerte catalizador de estos sistemas fue la decimalización, un cambio en la regulación en donde las acciones del NYSE pasaban a cotizar en centavos, en vez de sextos de dólar.”[1] Lo anterior, haría posible que variaciones de unos cuantos céntimos sumado a grandes volúmenes pudiesen generar importantes rentabilidades, despertando el interés de los agentes del mercado para intentar aprovechar este nuevo escenario.

El trading algorítmico se enfoca principalmente en el análisis cuantitativo del mercado, implementa matemáticas avanzadas, estadística, probabilidades y la informática para intentar construir el mecanismo que permita tomar las mejores decisiones. Teniendo en cuenta lo anterior, la idea es construir portafolios óptimos basados en la rentabilidad esperada de los activos, límites de exposición al riesgo y el costo de las transacciones; posteriormente entra en juego un modelo de ejecución, en el cual se analizan las ordenes y la liquidez que hay en el mercado para poner ordenes de la manera más eficiente, en búsqueda del mejor precio.

Existen diferentes técnicas dentro del trading algorítmico para sacar provecho de las ventajas que tienen las máquinas, cuyo razonamiento es automático y programado científicamente, sobre los humanos quienes tenemos una racionalidad susceptible del contexto social en el que nos encontramos. Las estrategias más reconocidas son:

  • Seguir la tendencia: Se analizan los precios históricos y actuales para encontrar patrones y determinar la dirección en la cual se encuentra el mercado.
  • Reversión a la Media: Se supone que los activos tienden a tener un precio promedio en el tiempo, por lo tanto se analizan precios históricos para estimar cual es ese precio en el periodo de tiempo y apostar hacia esa dirección.
  • Arbitraje: Se pretende encontrar desequilibrios en las cotizaciones de los diferentes mercados aprovechando la capacidad y velocidad de las máquinas para el procesamiento y la ejecución de órdenes.
  • Lectura de Noticias: La estrategia es escanear los cables de noticias para analizar lo que sucede en la actualidad e invertir según el impacto de las mismas.
  • Sentimiento Humano: En este caso se escanean constantemente las redes sociales para averiguar el sentimiento de la gente con respecto al mercado.
  • Trading de Alta Frecuencia: Esta es una de las estrategias más utilizadas y consiste principalmente en ejecutar operaciones a nivel de milisegundos; se combina con las estrategias de arbitraje y el scalping para mover grandes volúmenes de dinero a velocidades inimaginables. Recomiendo el documental que se encuentra en la sección de cine para quienes quieren conocer más detalles acerca de esta interesante estrategia.

En resumen, el trading algorítmico se enfoca en aprovechar la capacidad y velocidad superior de las máquinas para analizar el mercado de forma objetiva, realizando predicciones basado exclusivamente en cálculos matemáticos avanzados que intentan poner las probabilidades a favor en las diferentes estrategias utilizadas.

En consecuencia, las ventajas que tiene este tipo de trading son, por un lado, que se elimina la intervención humana en proceso de decisión, lo cual es discrecional y está sujeto al contexto del trader, sus sentimientos, su disciplina y su intuición; por otro lado, indudablemente la velocidad con la que operan las máquinas hoy por hoy resulta inalcanzable para un ser humano, lo cual le da ventaja al momento de ver las cotizaciones para ejecutar ordenes; además resulta más fácil realizar un backtesting a todo tipo de estrategias predefinidas con el fin de mejorar la programación para perfeccionar el algoritmo, que a las estrategias que implementa un trader habitualmente, las cuales pueden ser muy variables dependiendo del contexto.

De otra parte, también existen ciertas desventajas, se requiere un nivel avanzado y complejo de conocimiento, en algunos casos, la infraestructura idónea para administrar las maquinas que se traduce en mayores costos, una capacidad importante de soportar pérdidas según la estrategia utilizada y tal vez lo más importante, que en algunos casos la discrecionalidad del ser humano puede adaptarse rápidamente ante cualquier circunstancia, diferente a una serie de instrucciones ya predefinidas. Esto último, incluso podría desatar el caos en los mercados financieros, como sucedió el 6 de Mayo de 2010 en Wall Street con la denominada “Caída Súbita”, en ese día los tres índices más importantes de Estados Unidos cayeron súbitamente en cuestión de diez minutos y luego se recuperarían gran parte en los siguientes diez. “El Dow Jones cayó 998.50 puntos en su mayor desplome en su historia, eclipsando los 780.87 que perdió durante la jornada del 15 de octubre del 2008, durante la parte más severa de la crisis financiera. Ese día el Dow cerró con un retroceso de 733.08, su mayor pérdida al cierre de una jornada en su historia. Lo anterior, aunque no es claro aún, se dice que en principio fue a causa de un error humano en la ejecución de una orden en el mercado de futuros que desencadenaría una serie de ventas masivas y como el trading de alta frecuencia mueve entre el 50% y 70% del volumen de transacciones diario, básicamente las maquinas tomaron el control y al operar a tan altas velocidades generarían el caos en cuestión de minutos, sin razones fundamentales.”[2]

En conclusión, la evolución que han tenido los mercados financieros y su interacción con la tecnología nos plantean un nuevo escenario y nuevos retos; la forma en cómo debemos abordar el mercado es indudablemente muy diferente hoy a como lo fue en los años anteriores, en consecuencia, se debe tener en cuenta la participación de las máquinas en la actividad del trading y sus implicaciones en los mercados. Al momento de realizar cualquier tipo de estrategias de inversión, es indispensable comprender lo que hemos mencionado en este artículo, que el funcionamiento del mercado es diferente, que ahora nos enfrentamos principalmente a máquinas y no a seres humanos, por lo tanto el análisis que se debe realizar con sus respectivas predicciones debe tenerlo en cuenta.

Desde otro punto, la intervención humana en el momento de la negociación en el mercado bursátil cada vez más se desplaza a la programación y evaluación de estrategias basadas en algoritmos derivados del análisis cuantitativo. Es probable que la cantidad de traders y analistas en el mercado financiero se vea reducida e incluso reemplazada por físicos, matemáticos, estadísticos e ingenieros de sistemas que tengan la capacidad de manejar este tipo de conocimiento para programar las instrucciones más sofisticadas para plasmarlas en algoritmos rentables. Por lo tanto, considero que los programas de finanzas en las diferentes universidades deben replantearse y evolucionar para formar profesionales acorde a los requerimientos de la actualidad.

Por último, es necesario abordar este nuevo escenario en las agendas de debate de los gobiernos para evaluar el impacto y distorsión que se pueda generar en el mercado a partir de estas actividades controladas por las máquinas, con el fin de evitar sucesos como las “Caídas Súbitas” que se han registrado, además de posibles fraudes y manipulaciones.

“La dificultad no reside en las nuevas ideas, sino en escaparse de las viejas”. John Maynard Keynes.

 

Por Fernando Chacón: @FernandoChacon_

 


[1] Comparar con 21 Trading Coach. Introducción al trading algorítmico. Disponible en http://www.21tradingcoach.com/es/formaci%C3%B3n-gratuita/finanzas-computacionales/199-introducci%C3%B3n-al-trading-algoritmico

[2] Comparar con, CNNEXPANSIÓN.COM. ¿Qué provocó la caída en Wall Street?. Disponible en: http://www.cnnexpansion.com/economia/2010/05/07/que-provoco-la-caida-en-wall-street


Referancias:

• http://www.rsidat.com/articulo_tradingalgoritmico.shtml
• http://sistemasdetrading.info/trader-discrecional-o-trader-algoritmico-ii/
• http://cacm.acm.org/magazines/2013/11/169035-algorithmic-trading-review/fulltext
• http://www.21tradingcoach.com/es/formaci%C3%B3n-gratuita/finanzas-computacionales/199-introducci%C3%B3n-al-trading-algoritmico
• http://www.cnnexpansion.com/economia/2010/05/07/que-provoco-la-caida-en-wall-street